11 - 12 - 08
 

El PB rechaza nuevos pactos de gobierno

El horario de los trabajadores municipales inició las divergencias

Ana Rosalina López Ponferrada
El concejal del Partido del Bierzo en el Ayuntamiento de Castropodame y hasta hace unos días teniente de alcalde, Ángel García Barredo, manifestó ayer que no tiene intención alguna de establecer nuevos pactos de gobierno para modificar el poder en el Consistorio, que desde la semana pasada ostenta el PSOE en minoría. Por lo que parece, tras la ruptura del pacto formado al inicio de la legislatura por los cuatro ediles socialistas y el concejal del PB, el alcalde, Julio Anta, deberá gobernar ahora con los apoyos puntuales necesarios para sacar adelante los proyectos municipales, entre ellos los presupuestos de 2009.
García Barredo no se mostró ayer partidario de “hacer putadas” para pactar con el resto de fuerzas políticas municipales (PP y Mass). En su opinión, “lo más normal es mantenernos todos al margen y cuando se vea un punto favorable y hay que apoyar al alcalde, se le apoya, pero si se ve que no es negociable hay que votar en contra; yo ya lo he hecho siendo miembro del equipo de gobierno”. Precisamente este voto en contra en el último Pleno es lo que, a juicio de García Barredo, ha colmado la gota del vaso de la paciencia del alcalde y que terminó con la ruptura del pacto. “Es normal que esté enfadado”, destacó. Sin embargo, defendió su postura contraria en las decisiones del equipo de gobierno, ya que aseguró ceñirse a los intereses del municipio exclusivamente. Tras esta ruptura, ayer deseó al regidor de Castropodame “que siga funcionando, que yo como concejal que voy a ser ahora independiente, en los puntos que vea favorables, votaré a favor”.
García Barredo explicó que las divergencias de opinión con los concejales socialistas, en especial con el alcalde, surgieron “los primeros quince días después del pacto” y se centraron en los horarios de algunos empleados municipales que, a juicio del concejal del Partido del Bierzo, no se ajustaban a sus deberes contractuales. La laxitud del alcalde respecto al cumplimiento de horarios llevaba a que en el Consistorio hubiera momentos en los que no había nadie para atender a los ciudadanos ni siquiera por teléfono. La captación de agua del embalse de Bárcena distanció aún más las relaciones del pacto, tal y como reconoció García Barredo.
Por su parte, el secretario general del PB, Iván Alonso, defendió la labor de García Barredo, cuya “postura firme en sus principios” causó la ruptura del pacto frente a quien “por mantenerse en el poder comulga con ruedas de molino”.

 

Fuente: www.diariodeleon.es

 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=