28 - 09 - 10
 

El PP acusa al PSOE de «esquilmar» a los vecinos de Bembibre con el agua

La oposición popular se muestra «indignada» porque el coste será de 1,2 millones de euros más los intereses

La adjudicación de la obra de captación de aguas que suministrará a los municipios de Congosto, Castropodame y Bembibre ha indignado nuevamente a los concejales del Partido Popular en la corporación de la villa del Boeza, que habían solicitado el retraso del proyecto para estudiar otras alternativas posibles y menos costosas. Señalan los populares que «se anuncia la adjudicación de la obra y se vende que al ser adjudicada a la baja, eso va a suponer un ahorro para los contribuyentes de Bembibre», cuando según la oposición, la verdad es muy contraria. «Para Bembibre el coste es ahora de 1,2 millones de euros más intereses. Dinero que saldrá de los vecinos de un Ayuntamiento esquilmado continuamente por impuestos abusivos y que por supuesto cuenta con el rechazo de la gran mayoría de los habitantes. Parece mentira que no se nos diga que el agua que vamos a consumir va a ser más cara con este proyecto, que estaremos sujetos siempre al coste del bombeo y a las más que seguras averías de las bombas», remarcan.

La calidad del agua es otra de las razones que esgrimen los populares para el rechazo del proyecto: «Se han empecinado en una obra contra natura, continúa adelante con el desastroso proyecto de bombear el agua del pantano de Bárcena después de dejarla pasar por delante de nuestras casas y que viene de unas cuencas donde han vertido sus aguas residuales poblaciones tan importantes como Villablino, Caboalles, Matarrosa o Toreno, además de otros muchos núcleos urbanos más pequeños».

Para los populares, el portavoz del grupo de gobierno, que anunció la adjudicación de la obra reseñando que el día de los Santos Inocentes someterían a la empresa la posibilidad de paralizar el proyecto como pidió el PP, «se permite el lujo de reírse, burlarse y desacreditar a la oposición y a los vecinos que mayoritariamente rechazan la obra, en un acto de despotismo y despropósito, más propio de un dictador tercermundista que del concejal electo de un ayuntamiento democrático». Señalan que Álvarez Courel debería pedir perdón por esas manifestaciones, «porque no sabemos cuántos santos habrá, pero desde luego inocentes somos todos aquellos habitantes de un pueblo que nos veremos obligados a pagar con nuestro dinero, el descabellado plan que ustedes han llevado a cabo».

 

Fuente: www.diariodeleon.es

 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=