23 - 08 - 08
 

 

123 líneas eléctricas y seis nuevos gasoductos para 2016

 

El Gobierno ha aprobado la planificación de electricidad y gas 2008-2012, que incluye redes de transporte, apoyo a zonas de mercado local y alimentación a las líneas TAV

 

 

La previsión de la evolución de la demanda energética en Castilla y León en los próximos años obligará a las empresas generadoras a acometer proyectos de actuación en 123 líneas eléctricas (algunas de nueva construcción) en la Comunidad hasta 2016, así como a la ampliación de seis gasoductos que transcurren en parte o en su totalidad por el territorio de Castilla y León, según el Informe de Planificación de los sectores de electricidad y gas 2008-2012 elaborado por el Ministerio de Industria.

De esta forma y en lo que se refiere al apartado eléctrico, las necesidades en Castilla y León se centran en cuatro apartados: mallado de la red de transporte, apoyo a zonas de mercado local, facilitar la evacuación de las nuevas generaciones de ciclo combinado y actuaciones específicas para la alimentación de las demandas singulares debido a los nuevos ejes ferroviarios para trenes de alta velocidad.

En el apartado de mallado de la red de transporte, Castilla y León necesita, según el informe del Gobierno, un nuevo eje de 220 kilovatios desde Ciudad Rodrigo hasta Béjar (Salamanca) para apoyar a la red de 132 kilovatios que va desde Salamanca a Extremadura. Además, los nuevos ejes La Mudarra-Tordesillas (400 kilovatios) en Valladolid, y Almazán-Medinaceli (400 kilovatios) en Soria, quedan condicionados a la instalación de nueva generación en las zonas correspondientes. Por último, se contempla la eliminación de los transformadores de Renedo (Valladolid) y Palencia y la instalación nuevas conexiones en esos puntos.

En cuanto al apoyo a zonas de mercado local, se implantarán seis nuevas subestaciones de 220 kilovatios de potencia en Soria, Ponferrada (León), Las Arroyadas, Corcos y Laguna (Valladolid) y Villatoro (Ávila), para apoyar las redes de distribución, además de otra de 400 kilovatios en Cantalejo (Segovia). Por otro lado, se facilitará la evacuación de las nuevas generaciones de ciclo combinado en Sayago y Piñuel (Zamora), también de 400 kilovatios de potencia.

Por último, la Planificación del Gobierno establece la necesidad de alimentar las demandas para dos nuevos ejes de Tren de Alta Velocidad. En primer lugar, para el tramo Valladolid-Burgos-Vitoria se implantarán nuevas subestaciones de 400 kilovatios en Estepar y Briviesca (Burgos), aunque existe la posibilidad de otros emplazamientos en función de las subestaciones de tracción que finalmente instale Adif. El otro tramo es el que corresponde a la línea Venta de Baños-León-Asturias, que tendrá nuevas subestaciones de 400 kilovatios en Becilla (Valladolid) y Villamanín (León), si bien también se pueden modificar en función de las necesidades de la empresa ferroviaria pública.

Líneas

A raíz de estas necesidades, se actuará (modernización o nueva construcción) en la Comunidad durante los próximos ocho años en 123 líneas de 220 y 400 kilovatios, tanto con su recorrido total por Castilla y León, como por dos o más comunidades. De ellas, un total de 24 superan el centenar de kilómetros. Entre ellas, destacan la Ciudad Rodrigo-Almaraz (130 kilómetros), Hinojosa-Almaraz (179 kilómetros), Grijota-Miranda de Ebro (173), Grijota-Vitoria (207 kilómetros), Tordesillas-El Cereal de Madrid (180 kilómetros), Grijota-Vilarino (195) y La Mudarra-San Sebastián de los Reyes (206 kilómetros). A estas se les suma otras que no son tan extensas pero si han tenido amplias connotaciones sociales, principalmente por factores medioambientales, como son la Sama-Velilla (92 kilómetros) y la Tordesillas-Segovia (113 kilómetros), por su paso a través de los Picos de Europa en el primero de los casos, y por los viñedos de La Seca (DO Rueda), en el segundo.

Gasoductos

Por lo que respecta a la planificación de las redes gasistas para el horizonte 2016, se prevé ampliar la capacidad de transporte y seguridad del sistema en seis gasoductos, según la planificación del Gobierno. De esta forma, los gasoductos Lugo-Villafranca del Bierzo, Villafranca del Bierzo-Castropodame y Castropodame-Zamora, se precisan en 2013, asociados a la duplicación de la capacidad de producción de la planta de Reganosa en El Ferrol (Galicia). El segundo de los tramos citados fue incluido en la revisión 2005-2011 para incrementar su diámetro. Entre los tres tramos suman 290 kilómetros.

Por otro lado, el gasoducto Zamora-Algete (Madrid), continuación de la parte anterior, se prevé esté terminado también para 2013, con una extensión de 270 kilómetros, ya que su finalización estará asociada, según el informe, a las ampliaciones en la capacidad de entrada de las plantas de la zona noroeste (Reganosa y Musel, en Asturias). Así, el nuevo eje de Galicia a Madrid, junto con las ampliaciones de las estaciones de compresión de Zamora y Algete, se vislumbra como un nuevo eje transversal en la zona oeste, que comunica las entradas previstas en este área: Huelva (plantas y almacenamientos), Tarifa, Reganosa y Musel, a través del almacenamiento de Yela (Guadalajara), con el Valle del Ebro y el Eje Mediterráneo.

Por su parte, el actual gasoducto Algete-Burgos-Haro, en servicio desde 1986, fue concebido como final de línea con destino del gas hacia Madrid. Las “fuertes” entradas al sistema gasista desde el sur de la península y su integración y compatibilidad con las nuevas entradas de Galicia y cornisa cantábrica hacen de la zona centro un lugar de paso del flujo del gas, con destino sur-norte o norte-sur, dependiendo de las necesidades de producción y demanda.

Por último, la duplicación del gasoducto entre Burgos y Haro deberá estar en servicio en 2013, asociado a la ampliación de la capacidad de Musel para permitir vehicular hacia el Valle del Ebro la producción conjunta de esta planta y de la de Bilbao. En 2014 deberá estar finalizado también el gasoducto desde Burgos hasta Algete (de vuelta). Se dispondrá así de gasoductos con capacidad de transporte homogénea, de modo que ninguno de ellos suponga un ‘cuello de botella’ que condicione la operatividad del sistema gasista y la garantía de cobertura de la demanda prevista, según el informe de Planificación del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.

 

 

Fuente: http://leonoticias.com

 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=