17 - 07 - 00
 
El pedáneo del pueblo de Castropodame denuncia la tala de cien árboles

Le han talado unos cien frutales de diez años; le destrozaron 60 cepas de una viña; han acuchillado las ruedas de su coche; han roto dos columnas de un cierre de finca, e incluso ha tenido que escuchar disparos al aire de escopeta junto a su casa. Todo esto le ha pasado al pedáneo de Castropodame, Ángel García Barredo (PP), tras una disputa por los precios de uso del coto de caza de este pueblo berciano.
El presidente de la Junta Vecinal de Castropodame lleva presentadas ante la Guardia Civil unas dieciséis denuncias por sabotajes cometidos por gente sin identificar contra sus bienes. Todo comenzó el 7 de noviembre de 1999 y ahora ha decidido hablar. Ese día, Ángel García llamó al Seprona para denunciar que había gente cazando en el coto del pueblo sin la autorización pertinente. Días antes, el pedáneo había intentado sin éxito llegar a un acuerdo con los integrantes del coto para subir las 1.385 pesetas que costaba la tarjeta de uso. No hubo acuerdo, y varios cazadores hicieron caso omiso a su recomendación para que no fuesen a cazar. Llegó la Guardia Civil al monte y denunció a los cazadores.
Desde entonces, al pedáneo de Castropodame le viene lloviendo una lista de desastres que alguien se está encargando de provocar. Primero le aparecieron sesenta cepas de su viña destrozadas y le cortaron por lo sano 23 frutales, (cerezos, melocotoneros y ciruelos que ya producían, porque llevaban unos diez años plantados).
Con estos daños el pedáneo presentó nuevas denuncias y cada vez que acudía a los juzgados o a la Guardia Civil aparecía otro sabotaje. Así hasta que le talaron unos cien árboles frutales, en plazos diferentes desde noviembre.
 
 
 
 
http://www.lavozdegalicia.es                17 de julio del 2000
 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=